Twittear

11 octubre, 2013

Nueva Ilustración

Este país está necesitado de una nueva Ilustración, no porque hubiera habido alguna vez la primera, que salvo para  reducidos grupos de nuestra sociedad nunca ha sido así, sino porque aunque animada de un espíritu semejante  a la que en su momento alumbró la Ilustración francesa habría que construirla desde los presupuestos de la ciencia y la cultura de nuestro tiempo.

En mi opinión la ciencia junto a las grandes cimas del arte,  la literatura y la filosofía representa lo más grande que ha creado el ser humano y la base sobre la que construir una sociedad mejor en lo individual y lo colectivo. Y esto que debiera ser algo que no haría falta recordar, se está haciendo muy urgente repetirlo y defenderlo a tenor de lo que vemos y observamos cada día ya que, como dice Muñoz Molina en este artículo:  En España algo que nunca ha faltado son los defensores de la ignorancia.

Ya en su momento, por los años 70 del siglo pasado,  Umberto Eco anunciaba que caminábamos hacia una nueva Edad Media y, si la primera vez que tuve conocimiento de tal afirmación se me hacía difícil ver algo tan rotundo, hoy mis dudas son menores a tenor de lo que estamos viendo en terrenos tan variados como la política: lo universal ha muerto y ya solo cabe la defensa de los particularismos, en lo jurídico: desde diferentes ángulos del derecho se nos retrotrae a una negación de un derecho igual para todos y so pretexto de defensa de determinados colectivos se recupera la división existente en el trato a los ciudadanos según su sexo, su orientación sexual incluso su procedencia territorial, o en lo cultural donde la teoría de género y el posmodernismo lo ocupan todo.


Y se hace más imprescindible porque los sectores con mayor poder social y político no solo han dado la espalda a la ciencia y la cultura, sino que se han convertido en el bastión para impedir que el pensamiento crítico,  que la difusión de la ciencia y la cultura cobren el protagonismo que necesitamos para superar el pensamiento único y el marasmo que en  lo económico, lo cultural y lo político vive nuestra sociedad. Leyendo estos días las reacciones del statu quo ante los resultados de la PISA de adultos que sitúan a nuestro  país a la cola de la OCDE,  o las últimas entradas de Malaprensa en las que la voluntad de falsificación de datos y estadísticas  se hace moneda corriente, esta necesidad me parece todavía más urgente. 

18 comentarios:

  1. Este libro de Muñoz Molina creo que refrenda el espíritu de recuperar la Ilustración :

    http://www.elplacerdelalectura.com/2013/07/todo-lo-que-era-solido-de-antonio-munoz-molina.html

    Lo leí de un tirón.

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión lo que le falta al libro es que se olvida de que lo que ha pasado en ese período de treinta años no puede ser ajeno al hecho de la asunción por casi todos de la teoría de género y de su significado en la explicación de lo que nos pasa y por que nos pasa. Y por eso lado la ausencia de análisis es manifiesta. Ni lo que sucede en la televisión, ni lo que sucede en la escuela, ni lo que sucede en los tribunales y tantos otros sitios, entre ellos y de forma destacada la política, es ajeno a ese proceso de empoderamiento femenino como lo denomina el feminismo y por eso mismo debiera formar parte ineludible del análisis de nuestra historia más reciente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que Muñoz Molina debería haber considerado como la ideología de género impregna los presupuestos:

      http://www.libremercado.com/2013-10-11/el-genero-el-surrealista-eje-vertebrador-de-los-presupuestos-1276501498/

      Eliminar
    2. Merece la pena echarle una ojeada al documento para comprobar qué haya de entenderse por igualdad de género y con qué criterio se reparten los presupuestos públicos y el carácter absolutamente discrecional del reparto de estos fondos.

      Eliminar
  3. Merece la pena que le echéis una ojeada a este enlace
    en el que una mujer opina sobre alguno de los aspectos más injustos de las políticas neofeministas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo2:48 p. m.

      Coincido con esta mujer en algunos puntos, pero no en otros. En fin, de niño fui a un colegio de curas, y el profesor de religión nos decia que la religión católica era "la única y verdadera". Luego, ya mas mayorcito simpaticé con el marxismo, y era incalculable la cantidad de organizaciones que reclamaban ser los verdaderos comunistas y revolucionarios, frente a los traidores y revisionistas representados por los "otros". En el mundo de la política asistimos a algo parecido, pues cada cuatro años siempre surgen partidos políticos nuevos que prometen ser diferentes a los anteriores. De igual manera, los anuncios de detergentes prometen que tal o cual jabón limpia más la ropa que las marcas de la competencia. Finalmente, ahora parece que desde dentro de las filas de la nueva religión de género se alzan voces que claman contra las barbaries del feminismo, y ya hay quien pretende distinguir entre las verdaderas feministas (las "buenas", claro) y las hembristas, que serían las "malas" feministas. Estratégicamente nos viene bien que se peleen entre ellas. Pero soy bastante pesimista y excéptico en cuanto a las bondades de un feminismo renovado. Al igual que el marxismo, el virus está en la ideología de la que se parte, y que ineludiblemente conduce al totalitarismo, por muy buenas que puedan ser las intenciones de algunas personas.

      José

      Eliminar
    2. Humberto9:25 p. m.

      Yo sí estoy de acuerdo con prácticamente todo lo que dice, y además me parece que lo explica de forma muy didáctica y con sentido del humor, dentro de lo que cabe. Eso sí, sustituiría ese término tan raro que usa ("varonismo") para nombrar a lo que los demás llamamos masculinismo.
      Por otro lado, José, no creo que todas las feministas o corrientes del feminismo sean iguales. Hay corrientes más fanáticas, revanchistas y sexistas, que son las que ahora predominan, y otras más honestamente igualitarias, que creo que en realidad sintonizan más con lo que piensan la mayoría de las mujeres (y también hombres), aunque estén perdiendo la batalla política. No creo que haya un completo paralelismo entre el feminismo y el marxismo, pero aunque así fuera, tampoco todos los marxistas son o han sido iguales. No podemos equiparar a Stalin o Pol Pot, con Salvador Allende, por ejemplo.

      Eliminar
  4. Un mujer bastante ecuánime. Dejo aquí otro enlace sobre corrupción de género:

    http://www.diariocritico.com/nacional/tribunal-de-cuentas/bibiana-aido/444031

    Mientras tanto, el neofeminismo anuncia un futuro de gobiernos femeninos en los que la corrupción desaparecerá y la justicia resplandecerá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde algunas tribunas, no muchas, pero sí muy significativas, entre ellas los informativos de más de una televisión se calla si el poder de las mujeres está representando realmente un vuelco en las formas de hacer política, argumento repetido hasta la saciedad a lo largo de años, para contentarse con destacar que "es mujer" y hace falta que haya muchas más mujeres.
      Ahora se tropiezan, aunque guarden silencio, con que el resurgir de la extrema derecha en Europa llega de la mano de algunas mujeres y parece que el gran argumento se viene abajo como lo que es: un sinsentido.

      Eliminar
    2. Anónimo12:22 p. m.

      La extrema derecha siempre se ha llevado de maravilla con las mujeres. Para muestra varios botones.
      En torno al 1940 el Partido Nacionalsocialista chileno exigia el voto femenino. ¿El porque?
      Porque en torno a 1918 o 1920 Alemania fue el primer pais europeo, si el primero, en conceder el voto a la muje, y los que lo concedieron sabian a que tipo de electorado se lo concedian. Siempre lo saben. Tras una guerra donde millones de alemanes varones habian muerto esa concesión de voto cambio el sentido "demasiado izquierdista" del voto aleman. Rosa de Luxemburgo y unos cuantos izquierdistas espartaquistas fueron asesinados por ello, y a punto de guerra civil casualmente se le concede el voto a la mujer. Si casualmente en Alemania.
      Otro dato, Segun Simone de Beauvoir, el sector mas retrogrado de la sociedad norteamericana y casi del mundo entero es= ¿Quien según Simone?
      La madre americana, si, la madre americana es Simone de Beauoir lo mas reaccionario de lo mas.
      Tambien segun Simone de Beauvoir, las mujeres de los obreros de la comuna de Paris fueron un freno a la lucha de sus maridos, y en general fueron un sectro claramente reaccionario.
      Y tambien según Simone de Beauvoir, las mujeres tambien fueron el sector mas intransigente y belicista en Inglaterra en la guerra contra los boers.
      Etc, etc.
      ¿Si yo fuera la Elite Americana, en plena guerra fria, Macartismo, etc, y temiera en casa una revolucíon a que sector le haria el caldo gordo?

      Eliminar
  5. Anónimo1:47 p. m.

    Una foto ilustrativa
    http://internacional.elpais.com/internacional/2013/10/16/actualidad/1381921241_529822.html


    Alberto

    ResponderEliminar
  6. Una entrevista interesante:

    http://www.lanacion.com.ar/710967-el-feminismo-es-una-ingenuidad-total

    "....salvar el feminismo de las feministas...".

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4:06 p. m.

    Hasta una reconocida feminista como Naomy Wolf reconoce que el feminismo debe mucho a la gran derecha norteamericana. De hecho no se convirtió en un movimiento supuestamente de izquierdas hasta 1960.
    Si bien como antecedentes mas lejanos siempre se mencionan las sufragistas britanicas y dentro de estas nadie quiere acordarse de las "fascistas" del BUF, tampoco nadie quiere acordarse de la Liga o movimiento por la Templanza americana.
    Sus campañas en contra del sexo, de la pornografia, del alcohol, de las prostitutas, etc, etc.
    Curiosamente deciden luchar por el aborto cuando el Club de Roma y el informe Kissinger y toda la elite norteamericana, china, india y mundial decide que el control demografico y de poblacion debe ser uno de los principales objetivos.
    Casualmente coinciden con los objetivos de esas elites mundiales en politicas demograficas.Solo por ....casualidad.

    ResponderEliminar
  8. Lo último de la última friki incorporada al ámbito de la telebasura, Lucía Echevarría:

    http://parachicasmodernas.blogspot.com.es/

    Así describe los cuentos que ha escrito con la ayuda de su hija:

    "En el libro que hemos escrito las protagonistas son princesas listas, asertivas, valientes, con un enorme corazón y poco consumistas. Princesas que saben que lo importante en la vida no es la moda ni el dinero ni el amor de un atractivo príncipe, sino saber aprovecharla con valentía, coraje, determinación y optimismo. Princesas que lo son en muchos casos no por haber nacido de sangre real sino porque son las artífices y las orfebres de su propio reino, el reino que ellas mismas construyen y dirigen. Princesas como lo han sido sus madres, princesas que son y reinas que serán."

    Todo un manifiesto, no cabe duda.

    ResponderEliminar
  9. El caso es ser princesa: antes al modo convencional, ahora al modo asertivo, pero siempre princesas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humberto1:41 p. m.

      Y me extraña que no se le haya ocurrido decir que son princesas revolucionarias y antimonárquicas, que sería muy propio de ella.
      Además, el texto es manido y cursi hasta la ridiculez.

      Eliminar
    2. Tengo la impresión, y me da que tiene mucho de real, de estar asistiendo a la recuperación una a una todas las notas del estereotipo femenino de siempre: las mujeres como madres, como seres frágiles, como seres intuitivos mucho más que lógicos o racionales, la emoción como la expresión humana más elevada, la mujer como ser sin "obligaciones" y a quien no se puede importunar dada la extrema sensibilidad de su mundo subjetivo, a lo que ahora habrá que añadir estas niñas princesas que gobiernan de forma exclusiva un reino propio...

      Eliminar
    3. Anónimo6:54 p. m.

      Sí, a lomos del "feminismo" lo que nos llega es una revolución ultraconservadora e irracionalista.

      En cuanto a represión sexual, las neofeministas no se diferencian en nada de las antiguas beatas ultracatólicas: represión de la pornografía, guerra a la prostitución, y, en fin, exigencia de tantas y tan imposibles condiciones para el acceso al sexo que este prácticamente nunca puede ser del todo legítimo (si para las beatas sólo podía ser dentro del matrimonio, y sólo para tener hijos, y evitando todo lo posible el pecaminoso placer carnal, y nuncan en días festivos, ni en cuaresma, ni…, para las neofeministas el sexo sólo podría ser aceptable en unas condiciones tan imposibles de "igualdad" que no es de extrañar que algunas hayan afirmado abiertamente que toda relación heterosexual es inevitablemente una violación).

      Y en relación con la ciencia, los "estudios de género" son un paradigma de doctrina blindada e infalsable. No es de extrañar que Luce Irigaray considere que la cifra de la velocidad de la luz no es más que una construcción falocrática.

      (Athini Glaucopis)

      Eliminar